Electroterapia en fisioterapia
Icono de contenido 19/10/2019 06:50:40

Respuesta sobre corrientes en postoperatorio de hombro

Pregunta

"

Soy un compañero fisioterapeuta y me hallo ante el caso de un familiar cercano con fuertes dolores en un hombro que ha sido intervenido por descompresión del espacio subacromial.

He pensado en aplicar electroanalgesia, y dado que no es fácil por la hipersensibilidad y por los apósitos, me he decidido a pedirle su colaboración y sugerencias para este caso.

Dispongo de Tecart, Media frecuencia, Baja frecuencia, TENS, ENMS, US, LASER, y alguna cosa más.

Si fuera tan amable de responderme con brevedad, se lo agradecería.

Quedo a la espera de su amable respuesta.

"

Respuesta

Por el momento te respondo parcialmente, porque me has dado la idea de tratar este tema con más profundidad y de elaborar mejor la respuesta en un segundo tiempo y con más calma. Pero con lo que ahora te respondo tu lo entenderás bien y podrás aplicarlo como profesional de la fisioterapia.

Cuanto antes, nada del reposo de un mes, tienes que inhibir los puntos gatillo o las placas motoras de toda cuanta musculatura veas que es procedente, del hombro y alrededores.

Imagino que ya cuentas con que no existen grapas metálicas ni otros artefactos metálicos. En teoría las corrientes que te voy a recomendar no son peligrosas con metales, pero mi experiencia me dice que yo no las aplicaría.

Una mano y brazo lo usarás para asir con suavidad, con gestos lentos, antiálgicos y precisos, para desgravar el brazo y el hombro afectado, llevando al paciente a un estado de relajación y postura antiálgica.

Cuidado, "maniobras como sólo nosotros sabemos hacer", dentro del arco no doloroso y pasivos que no desencadenen actitud de defensa. El miembro superior totalmente desgravado o desgravitado.

Para la otra mano, calza un primer guante de vinilo (aislante) y encima un segundo guante con capacidad de conducción eléctrica (al mojarlo).

Conecta un cable a este último guante que proceda del polo [-], o de cualquiera de ellos, si usas media frecuencia.

El otro electrodo indiferente, al paciente, que será amplio y situado sobre la zona cérvico - torácica. Quedará fijo al aplastarlo el propio paciente cuando se coloque en decúbito supino.

Vas a necesitar una persona como ayudante para que aplique los retoques en la intensidad del equipo cuando tu des las órdenes oportunas (pues vas a tener las dos manos "muy ocupadas").

En el estimulador de media frecuencia, ajusta la portadora de media frecuencia a unos 5.000 Hz, y la frecuencia de modulación a 0 Hz. Conecta los electrodos (uno al indiferente y el otro al guante), recuerda que en este tipo de corrientes no hay polaridad. Pon el tiempo de sesión largo para que no se termine el tratamiento a mitad de la sesión (digamos 30 minutos). Con la intensidad a cero y acordando con el ayudante las órdenes que recibirá para cambios en la intensidad (cambios sin brusquedades).

Con el paciente en decúbito supino, toma el brazo con amplias zonas de apoyo (desde el hombro hasta el antebrazo), susténtalo con seguridad, busca el alivio del paciente con la postura.

Con la mano enguantada comienza la búsqueda de grandes músculos del hombro (pectoral mayor, trapecio, subescapular, redondo mayor, redondo menor, bíceps braquial, tríceps, supraespinoso, infraespinoso y cuantos veas oportuno) localizando los puntos activos hiperálgicos.

En estos puntos, inicia una suave presión manual y manda elevar la intensidad hasta que el paciente sienta la corriente claramente (sin respuesta motora). Si el paciente percibe que se acomoda al estímulo eléctrico, pide que se eleve algo más la intensidad.

Es normal que el paciente sienta oleadas de dolor local y referido (dolor diferente al suyo) pero que debe tender a disminuir y desaparecer, con el progresivo alivio del paciente.

Después de trascurridos entre 60 y 120 segundos, notarás con la mano la disminución de tensión muscular, manda reducir la intensidad eléctrica, se disminuye la presión manual y se inicia la búsqueda de nuevos músculos y sus puntos.

Repite esta maniobra sobre los músculos restantes y afectados sin olvidarte del subescapular ni del redondo mayor.

Normalmente, después de estas maniobras notarás que la amplitud articular no dolorosa ha aumentado y podrás aplicar algunos pasivos sin poner en  compromiso el proceso postoperatorio.

Otra maniobra que aliviará al paciente y prevendrá adherencias intra articulares, es la movilización íntima de la glenohumeral, así como movimiento del posible derrame articular que seguramente posee.

Pon la mano de la presa en la cara posterior del hombro. Entre la mano y la piel del hombro, introduce el electrodo indiferente (no tengas miedo al calambre). La mano enguantada sobre la cara anterior del hombro.

Con esta posición de partida, inicia un bombeo haciendo suaves presiones con la mano de la cara anterior del hombro (a fin de movilizar el contenido intra articular). Sin perder el contacto entre las manos y el paciente, pide elevar la intensidad hasta que el paciente perciba la corriente. Mantén la postura (con suaves movimientos y bombeos) tratando de que la corriente provoque adormecimiento en el hombro.

Procura no humedecer los apósitos.

Notarás que entre 15 a 20 minutos habrán sido muy eficaces para aliviar las molestias del paciente, evitar adherencias, retracciones y fibrosis musculares, malposiciones articulares causantes de dolor y descanso para el paciente.

IMPORTANTE

Como has eliminado tensiones musculares que sustentaban y aprisionaban el hombro, el cabestrillo debe colocarse al terminar la sesión, de manera que el codo, antebrazo y mano queden completamente apoyados (fundamentalmente el codo). Fíjate que la glenohumeral se presente bien alineada (ni hombro elevado, ni hombro caído). Pero que el cabestrillo absorba el peso del brazo para que no sufran los tejidos recientemente intervenidos, así como que la cápsula no soporte tensión por el peso del brazo.

Cuando el paciente se acuesta para descansar en supino, coloca una toalla varias veces doblada bajo el hombro y brazo (prácticamente hasta el codo) con el fin de que el brazo no tenga que caer hasta el colchón y evitar que el peso del hombro y brazo tensionen los tejidos inflamados del hombro.

Espero que te sea útil esta información y que seas eficaz con tu tratamiento.

Publicado el 3/06/2019

¿ Desea volver al menú de Respuestas a electroterapia ?

Aviso sobre cookies

Esta WEB no posee cookies, salvo los cookies técnicos procedentes de YouTube en las páginas que contengan vídeos. Para controlar los cookies basta con instalar la extensión FIREBUG en Mozilla Firefox a fin de mostrar los cookies de cada página.
 

Nota sobre electroterapia

Nota al público general

Las técnicas de electroterapia no consisten en aplicarse un aparato “que alivia o elimina los dolores” y aplicárselo sin más. O usar un potenciador muscular que publicita “menganito de tal” y . . . ¡a ponerse fuertes!. Estas técnicas requieren de una base de conocimientos que el profesional conoce para ajustar los parámetros, situar los electrodos, dosificar correctamente e indicar la metodología de tratamiento.

19/10/2019 06:50:40 Menú principal de electroterapia.com
Icono de menú principal

Menú principal de electroterapia.com

Autor de la web

José Mª Rodríguez Martín

Esta web es adaptable a diferentes dispositivos y pantallas

Logo responsive

WEBs del autor


www.electroterapia.com

www.iontoforesis.com

www.ultrasonoterapia.com

www.ultrasoundterapy.com

Canal en YouTube del autor

Logo de electroterapia en fisioterapia